Karen Barbé Workshops
WELCOME!

9 Dec 2014

Embroidery is not for the faint of heart


Two months later, and doing a couple of stitches (almost) everyday, I'm finished with this piece of needlepoint (which by the way I've intensely washed for a worn look).

Embroidery is not fast and, just as one of my students wisely stated “embroidery is not for the faint of heart.” It takes a good share of will to confront unpleasantness (namely knots, broken threads, lost needles, eye fatigue) and challenges (memorising stitch sequence, learning finger position, resisting the temptation of a long thread, realising colour choice is not that suited after all, among other surprises) and not die in the attempt.

So this post goes for all the lovely ladies whom I met this year in my embroidery workshops and who shared with me their passion (and patience) for the nicety of handmade stitches. Long live the embroidery!


###


Dos meses después, y haciendo un par de puntadas (casi) todos los días, he terminado esta pieza bordada (que, a todo esto, he lavado intensamente para un look más gastado).

Bordar no es rápido y, tal como una de mis alumnas sabiamente sentenció «el bordado no es para débiles». Se necesita una buena cuota de voluntad para enfrentarse a las molestias (nudos, hilos rotos, agujas perdidas, ojos cansados) y los desafíos (memorizar la secuencia de puntadas, aprender la posición de los dedos, resistir la tentación de una hebra muy larga, darse cuenta que la elección de color no estan afortunada después de todo, entre otras sorpresas) y no morir en el intento.

Así que este post va para todas las chicas que conocí este año en mis talleres de bordado y que compartieron conmigo su pasión (y paciencia) por la finura de las puntadas hechas a mano. ¡Larga vida al bordado!


4 comments :

Montse Llamas said...

¡Y eso es lo mágico del bordado! ¿no? Que nos obliga a salirnosn del ritmo habitual de la vida y entrar en otro que le es propio...

Es curioso lo que dices de las molestias, porque a mí siempre me molestan tremendamente los menores inconvenientes del día a día, pero nunca me quejo de ninguno que me aporten los hilos.

Me gusta mucho eso de que le hayas dado unatextura gastada al bordado, cuando lo habitual es intentar conservarlo lo más nuevo posible.

Un abrazo grande!

Karen Barbé said...

Fíjate que en el listado que les paso a las chicas de las «buenas prácticas del bordado» sugiero que borden siempre cuando estén de buen ánimo. Es que al principio el desafío es grande, pero cuanto más se borda, más paciencia (y hasta cariño) se le tiene a las molestias del bordado ;)

Kylie Hunt said...

Beautiful work as always Karen! :)
Yes, it is slow and it does take it's toll (I get a sore back too from being bent over my work) but it's worth it :)
Congratulations on another year of not being faint hearted! :) xx

Pitu said...

Fue un lindo año de aguja e hilo. Primero los jueves y después los martes se convirtieron en días muy felices. Gracias por la paciencia y todo lo enseñado. Espero volver lueguito❤️