Karen Barbé Workshops
WELCOME!

23 Jan 2014

Chocolate tiles



The shawl is off the loom and I love the Hansel-and-Gretel-chocolaty-gingerbread-house feeling it has to it (hence the pictures).

My usual approach to designing anything is a very rational and planned process, where I don't feel comfortable enough to start working if I don't know where I'm heading (experimentation, hello?) So this shawl makes a difference in that this time I just began weaving and I changed colour as I wove, so I didn't have a total image of it until I unrolled the whole piece off the loom once finished.

I should do this more often. Candid weaving.


###


El chal salió del telar y me encanta esa sensación que tiene tipo casita de chocolate de Hansel y Gretel (por eso las fotos).

Mi acercamiento típico al diseñar cualquier cosa es un proceso muy racional y planificado, en el cual no me siento cómoda para empezar a trabajar si no sé hacia dónde voy (¿hola? ¿Experimentación?). Así que este chal hace una diferencia en que esta vez solo comencé a tejer y fui cambiando los colores mientras tejía, así que no tuve una imagen total hasta que no desenrrollé toda la pieza del telar una vez que terminé.

Debería hacer esto más a menudo. Tejido espontáneo.






On another note, last weekend I was featured in PAULA magazine in an article about the handmade in Chile. The novelty was experimenting a studio photo shoot (“you are doing great, keep it like that, now move your shoulder behind her, make your chin a bit lower, look to the floor, now look up, balance your weight to the front, relax your hand”) and realising that being a model is not piece of cake... But I think we made it!


###


En otro tema, el fin de semana pasado aparecí en revista PAULA en un artículo sobre lo handmade en Chile. Lo novedoso fue experimentar una sesión de fotos en estudio (“lo estás haciendo excelente, mantenlo, ahora mueve tu hombro detrás de ella, baja un poco tu cara, mira al suelo, ahora arriba, pasa tu peso al frente, relaja la mano”) y darse cuenta que ser modelo no es cosa fácil... ¡Pero creo que lo logramos!

9 Jan 2014

Weaving Resolutions



I always start the new year with the firm resolution of doing more (less procrastination, better organisation, more energy). But then life happens and I end up with a bitter feeling of not accomplishing as much as I've planned. I'm not even talking of big plans but small tasks (ok, not small, but manageable) that have been lingering around for too long (like finishing the now five books sitting on my night table or painting the bathroom ceiling). At least I managed to dust my loom and start weaving after so long–it feels good!

That package in the last picture warmed my heart, not only of the book it brought to my door yesterday from Uzbekistan, but because it came duly wrapped just with brown paper and twine (and stamps!) No tape. I'm (or we are) so accustomed to receive packages covered with bubble wrap or tons of duct tape, or cushioned with plastic chips or small inflated plastic bags, or inside Tyvek envelopes or self-sticking bags, that getting this simple packet makes me wonder if we really need all this postal technology. You know, the old stuff still works...


###


Siempre empiezo el año con el firme propósito de hacer más (menos perder el tiempo, más organización, más energía). Pero luego la vida se me aparece y termino con la desagradable sensación de no haber conseguido tanto como me había propuesto. Y ni siquiera estoy hablando de grandes planes sino de pequeñas tareas (ok, no pequeñas, pero abordables) que llevan bastante tiempo dando vueltas por ahí (como terminar los ahora cinco libros que están en mi velador o pintar el techo del baño). Por lo menos conseguí sacarle el polvo a mi telar y comenzar a tejer después de tanto tiempo. Qué bien se siente.

El paquete de la última foto me alegró el alma, no solo por el libro que trajo hasta mi puerta desde Uzbekistán, pero porque venía cuidadosamente envuelto solo con papel café y un cordel (¡y estampillas!). Nada de cinta adhesiva. Estoy (o estamos) tan acostumbrada(os) a recibir los paquetes cubiertos de plástico de burbujas o metros de cinta de embalar, o protegido con chips o bolsitas plásticas infladas, o adentro de sobres de Tyvek o bolsas auto-adherentes, que recibir este simple paquetito hace que me cuestione si en verdad necesitamos toda esta tecnología postal. Saben, las cosas de antes todavía funcionan...